Aborto: se afianza el rechazo a la legalización

Con declaraciones explosivas, incoherencias, críticas a legisladores, a la Iglesia y discursos sentidos, el Senado debate el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo con una leve inclinación hacia el rechazo. Según el poroteo, la tendencia sería 38 votos para el “no” y 31 para el “sí”.

Una lista de más de 60 oradores.

Si fracasa la ley de legalización del aborto, no podrá ser tratada hasta 2019, pero como éste es un año electoral, legisladores temen que no haya espacio para este debate. Recién en diciembre se renuevan las bancas y eso podría traerle aire al proyecto. Por su parte, el diputado Daniel Lipovetzky anticipó que el bloque Cambiemos de la Cámara baja estudia convocar a una “consulta popular vinculante” si fracasa la ley de legalización del aborto.

La sesión tuvo momentos tensos y desconciertos protagonizados por más de 60 oradores. Uno de ellos fue la senadora por Catamarca, Inés Blas, quien antes de dar sus argumentos en contra del proyecto, presentó su renuncia como titular de la comisión que se encarga de los derechos de las mujeres. “¿No creen ustedes que esta situación, el someterse a un aborto, puede servir para limpiar el honor de un abusador?”, expresó.

Una multitud esperaba frente al Congreso la votación.

Mientras tanto, afuera la lluvia no asustaba a nadie. Cientos de miles de personas siguieron el debate por pantalla grande y acompañaron con cantos, banderas y espectáculos.

A su turno, la peronista Cristina del Carmen López Valverde, de San Juan, también generó indignación al admitir que “no leyó el proyecto”, pero votó en contra. “Sería muy irresponsable de mi parte votar un proyecto al que yo no he podido acceder, analizar, estudiar en profundidad”, expresó Valverde. El proyecto obtuvo media sanción en Diputados hace casi dos meses, el 14 de junio, así que probablemente su falta de acceso no tenga que ver con falta de tiempo.

Entre lágrimas, la senadora de Cambiemos Gladys González apuntó: “Sueño para las mujeres que nunca tengan que tomar la difícil decisión de interrumpir su embarazo. Pero si deciden hacerlo, quiero que lo hagan seguras, acompañadas. Me hago cargo. No quiero mirar para otro lado”.

Otro discurso que tuvo mucha repercusión fue el de Rodolfo Urtubey (Justicialista) quien tuvo que salir a aclarar sus dichos. “En el abuso intrafamiliar, no se puede hablar de violencia, pero tampoco de consentimiento, sino de una subordinación”, lanzó y luego aclaró que no tuvo intenciones de “acotar el concepto de violación”.

Con encendidas palabras, la senadora Beatriz Mirkin (Justicialista) criticó a sus pares que rechazan de plano el proyecto: “no es ninguna respuesta a las mujeres”. “La verdad que plantearse la consigna ‘salvemos las dos vidas’ sirve solamente para que sigamos igual”, resumió.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no sera publicada.

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co