El senador Pichetto cruzó a una médica en el Senado en el segundo día de exposiciones sobre el proyecto de despenalización. 

En el segundo día de exposiciones sobre la despenalización y legalización del aborto en Senado, se dio un tenso cruce entre el presidente del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, y la médica ginecóloga María de los Ángeles Carmona sobre un tema sensible del proyecto: la objeción de
conciencia.

El tema más sensible, la objeción de conciencia.

“Los médicos no podemos trabajar bajo presión de cárcel”, remarcó la representante del Consejo Superior del Colegio de Médicos de la provincia de Buenos Aires, quien agregó: “La objeción de conciencia es un bien constitucional no negociable”. Por otra parte, apuntó que “la lista de objetores de conciencia no debe ser pública porque generaría discriminación del médico en varios aspectos”, en alusión al registro donde los profesionales de la salud deberían inscribirse.

Al cruce de estas declaraciones salió Pichetto, quien lanzó: “En el sector público no podría haber ningún tipo de objeción de conciencia. Si usted trabaja en el sector público está obligada a cumplir la ley”.

Para el titular del bloque Justicialista hay una “dramatización de esta cuestión” y aunque reconoció que “es un tema para profundizar”, los médicos actualmente “muchas veces con este argumento dejan en indefensión a chicas víctimas de violación”. Y agregó también que el Estado “debe tener una mirada más amplia y humana”.

Las exposiciones continuarán hasta el 1º de agosto y el proyecto, que ya tiene media sanción del Senado, podría convertirse en ley el 8.