Temperley ya comenzó los entrenamientos con la cabeza puesta en la próxima temporada de la Liga Argentina, antiguamente Torneo Nacional de Ascenso (TNA), mentalizado en mejorar lo hecho en el torneo anterior, que fue su estreno total en el segundo torneo más importante del básquet argentino. Y ése será el objetivo que perseguirá el Celeste que, en los últimos años, cumplió todas las misiones que se puso en el camino, hasta los que parecían imposible de conseguir. Con plantel completo y una base de jugadores que lleva años dentro del club, los dirigidos por Leonardo Costa iniciaron un nuevo camino en la reciente Liga Argentina, enfocados en seguir haciendo historia dentro de la institución y soñar, por qué no, con dar el gran salto a la máxima categoría del básquet nacional. El Gasolero mantuvo a cuatro de sus jugadores más importantes del último torneo. Retuvo al pivote Sebastián Chaine, el máximo referente del equipo y quien promedió 31.41 minutos, 15.11 puntos, 6.39 rebotes y 1.61 asistencias en la temporada 2016/17; también al alero Leopoldo Ibáñez Paz (sumó 10.81 puntos, 4.22 rebotes y 2.41 asistencias en el último torneo), al base Lucas Ortiz (30.01 minutos, 13.77 puntos, 2.4 rebotes y 1.94 asistencias) y al ala pivote Martín Trímboli (26.07 minutos, 9.15 puntos, 4.87 rebotes y 1.67 asistencias). Como contracara, los que no seguirán en el club son los base Alejandro Eiguren, que pasó a Racing para jugar el Torneo Federal, y Raúl Pelorroso, quien firmó como ficha U-23 para Boca y jugará la próxima Liga Nacional. En tanto, a pesar de estas dos bajas, el Celeste mantuvo una base importante del último plantel y se reforzó con jugadores jóvenes, con experiencia en la Liga Argentina. Contrató al base Ignacio Davico, de último paso por Rocamora, donde promedió 12.09 puntos, 3.66 rebotes y 3.97 asistencias por partido, y al extranjero Gregory Lleon Tillman, que juega de ala pivote y llega proveniente del básquet español. Luego, el plantel se completó con las fichas juveniles. Como U-23, firmaron el escolta Federico Dayer y el alero Leonel Rodríguez, y como U-19 firmó el base Nicolás Remolina y logró la continuidad del pivote Nahuel Amichetti. “Estamos muy contentos porque se mantuvo una base, algo vital para nosotros, y además se sumaron jugadores importantes en varios puestos. Tendremos un equipo equilibrado, un poco más largo del torneo anterior”, señaló el entrenador Costa. Y sobre el objetivo, fue claro. “Tenemos que estar con los pies sobre la tierra, trabajar duro y crear un buen equipo de trabajo es la clave. Nuestro objetivo es mejorar lo del año pasado, todos daremos l máximo para poder lograr ser el mejor equipo que seamos capaces de ser”, resaltó el entrenador del Gasolero, que llevó al club al primer plano del básquet argentino. ■

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co